viernes, 24 de febrero de 2012


La Ecología y Sus Orígenes 
Las preguntas ecológicas son tan antiguas como el hombre mismo, desde la aparición del ser humano en el planeta hace cientos de miles de años, comenzó la acumulación de conocimientos a través de sus propias vivencias y experiencia, es decir conocimiento empírico, sobre los ambientes donde vivían y así mismo las relaciones con los organismos con los que convivía pues de esto dependía su vida.
            De acuerdo con Rappaport R. (s.f) explica que,
El tema de la ecología, las transacciones entre seres vivientes y entre las cosas vivas y los componentes inanimados de su hábitat, implica el estudio de la conducta, y así la ecología es, en parte, una ciencia de la conducta. Pero dado que la ecología también tiene que ver con los efectos biológicos de estas transacciones sobre aquellos entre quienes tienen lugar, será igualmente una ciencia biológica. (p.1).
            Es por ello que la ecología  trata de las transacciones entre todos los sistemas vivientes -organismos, poblaciones y ecosistemas  e intenta explicar la conducta que adoptan cada uno de ellos en su hábitat, así mismo se  se transforma en una ciencia de síntesis e integración que comienza a escaparse de los ámbitos biológicos para establecer nexos con otras ciencias naturales, y así explicar las relaciones entre los organismos y su medio ambiente
El término ecología lo estableció el célebre biólogo alemán Ernest H Haeckel (1834-1919) en el año 1869, quien lo definió como “el estudio de las relaciones de un organismo con su ambiente inorgánico y orgánico”. En este sentido  la ecología, es  una disciplina de estudio cuyo objeto de investigación es la relación que existe entre los seres vivos y su medio ambiente.
            Entre las grandes interrogantes plateadas en el campo de la ecología, está el ¿Por qué se afirma que las raíces más profundas del conocimiento ecológico se encuentra en el origen mismo de la humanidad?
            De acuerdo con La Etnología, se  demuestra que el conocimiento ecológico se encuentra en los orígenes de  los pueblos primitivos, ya que estos poseían una aguda conciencia de la íntima interdependencia que existe entre el mundo viviente y su ámbito físico, logrando  acumular una considerable información ecológica, integrada en su vivencia. La investigación de los documentos prehistóricos e históricos, confirma esta apreciación de los etnólogos, ya que se han encontrado múltiples evidencias de un profundo conocimiento de las leyes ambientales por parte de las civilizaciones del pasado. De acuerdo con el surgimiento histórico de la ecología, entre los primeros estudiosos de las interacciones de los organismos vivos con el medio ambiente no vivo fue Teofrasto (327-287 a.c), quien fue filósofo griego, condiscípulo de Aristóteles.
Es por ello que cabe recordar el papel fundamental de biólogos y geógrafos en los inicios de la ecología así mismo, recordar los aportes considerables de Aristóteles, además de filósofo, fue un biólogo y naturalista de gran talla. Y trasladándonos al siglo XVIII, cuando la biología y la geografía se transforman en las ciencias modernas que conocemos hoy, donde se hace presente el descubrimiento de las relaciones entre la vida vegetal y animal, realizados por investigadores como Réaumur en el campo de la temperatura, y Leeuwenhoeck acerca de la formación del almidón en las plantas verdes.
            Además se tiene a  Alexander von Humboldt, quien  exploró y estudió durante cinco años las tierras de América Latina. Entre otros grandes aportes como los realizados por Darwin, quien realizo estudios de flora y fauna de las islas Galápagos con sus evidentes endemismos. Dentro del ambiente evolucionista del siglo XIX, el biólogo y zoólogo alemán Hernst Haeckel (1834-1919) es considerado el padre de la ecología, porque fue el primer científico que se propuso la creación de un neologismo especial para definir las relaciones entre los seres vivos y sus hábitats, otro neologismo que se iba popularizando para significar el ambiente físico propio de una determinada especie viviente.
            Y ¿por qué se la ecología se califica como interdisciplinaria y transdisciplinaria?;  De acuerdo Aguiar M (2006) la ecología estudia:
Organismos, poblaciones y comunidades en sus respetivos ambientes. Individuos, poblaciones y comunidades son niveles de organización biológica de la misma forma que son los órganos, tejidos, células. Si nos movemos de organismos hacia célula, podemos comprobar que cada nivel de organización integra el nivel de organización superior y está compuesto por piezas correspondientes al nivel de organización inferior. De la misma forma es que una comunidad está compuesta por poblaciones, y las poblaciones por organismos que a su vez están compuestos por órganos, y estos por tejidos  p.20.
            En este sentido, se puede decir que se habla de la existencia de una jerarquía, que en este caso especifico, se trata de la jerarquía individuo, población y comunidad donde existen interacciones anatómicas-fisiológicas definidas como interacciones ecológicas, donde se puede apreciar procesos de competencia, depredación, reproducción entre otros que organizan y determinan la composición de las comunidades. Es así pues, como la ecología estudia las relaciones entre los niveles de organización y el ambiente, por eso se dice que es una ciencia interdisciplinaria debido a que para resolver las diferentes problemáticas ecológicas entre organismos debe utilizar campos del saber como lo son: edafología, fisiología, evolución y genética.
            Así como también se apoya en la Física porque todos los procesos bióticos tienen que ver con la transferencia de energía; en la química porque todos los procesos metabólicos y fisiológicos de los biosistemas dependen de reacciones químicas; en la geología porque la estructura de los biomas depende de la estructura geológica del ambiente. Los seres vivientes también pueden modificar la geología de una región. La geografía es una disciplina muy importante a causa de la distribución específica de los seres vivientes sobre la Tierra. En fin se apoya en cada una de las ciencias existentes, como algunas de las que se mencionaron para poder comprender como y por qué se establecen las interacciones entre los diversos componentes del medio.
            Y además se considera una ciencia transdisciplinaria, ya que en su estructura interna es difícil separar el comportamiento de la dinámica poblacional, la genética, la evolución y la adaptación de una especie en su entorno ambiental.
            Otra gran interrogante y no menos importante es, ¿por qué se considera que la ecología es la evolución en acción?, Como ya se sabe el hombre primitivo vivía de manera sencilla recolectando, cazando, pescando, por lo que sus acciones no causaban daño a su medio; pero con el transcurrir del tiempo al multiplicarse surge la necesidad de explotar los recursos naturales con el fin de hacer su vida más placentera y cómoda. Comienza el empleo de productos químicos y la fabricación de productos, la construcción de ciudades, se incrementa la producción de alimentos, y por ende, la agricultura se incrementa por lo que se comienza el uso de fertilizantes y plaguicidas, y así infinidades de cosas que surgieron, surgen y seguirán surgiendo con el transcurrir de los años; lo que pone en peligro los sistemas originales con los que funciona la adecuadamente naturaleza.
            En este sentido y para concluir, la ecología se considera así, una ciencia en acción, ya que en la modernidad se ha ampliado enormemente, no solo en su campo de acción sino en la profundidad de sus planteamientos, por los problemas ligados a ella, como los referentes a la conservación y explotación de los recursos naturales, los cuales deben enfocarse desde el punto de vista educativo, de concientización y de acción.  Precisamente para ayudar al medio ambiente, para mitigar gran parte de los daños causados por el hombre y la civilización.
 Bibliografía
Martin A. (2006). Fundamentos de la ecología. Buenos aires.          
Nahle N. (2010). Ecología como ciencia interdisciplinaria. [Documento en línea]. Disponible en: http://www.biocab.org/ecologia.html#anchor_28Consulta  (24 febrero 2012).
Rappaport R. (s.f). Naturaleza, cultura y antropología ecológica. [Documento en línea]. Disponible en: http://www.ecologiasocial.com/biblioteca/RappaportNaturalezaCultura.pdf. Consulta  (24 febrero 2012).